Protección y desinfección

Las sorprendentes Células T

Gettyimages 963804760 601639 20190628132402

Tus aliadas contra el Covid-19

Estudios recientes sugieren que los anticuerpos contra el Covid-19 pueden protegerte por un período corto de tiempo.

Por esa razón, se han volcado todas las esperanzas sobre las Células T al comprobarse que son anticuerpos “a largo plazo” y que duran hasta dos años.

El conteo de células T es un análisis que mide la cantidad de linfocitos T en la sangre. Con este análisis podemos medir cómo de fuerte o débil se encuentra nuestro sistema inmunitario y si poseemos las defensas necesarias para combatir el Covid-19.

El sistema inmunitario consta de una serie de órganos, tejidos y células ampliamente repartidos por todo el organismo. Estos componentes están interconectados por vasos sanguíneos y linfáticos, constituyendo un sistema unitario bien comunicado.

 


Los mecanismos de respuesta del sistema inmunitario es…

La inmunidad innata o no adaptativa (las células natural killer, por ejemplo) y la inmunidad adquirida o específica (como los linfocitos T y B).

Las células que componen el sistema inmunitario tienen funciones muy diversas, incluso a veces contrapuestas (como los linfocitos colaboradores y los supresores), y la interacción entre las mismas permite la existencia de un estado de equilibrio autorregulado.


Existen 3 grupos de linfocitos T: los “T” colaboradores  (T4), los “T” citotóxicos (T8) y las células Natural Killer.

T colaboradores (T4): cuando este tipo de linfocitos se activa, lo que hace es darle la señal al resto de células iguales a él a que se multipliquen y crear una respuesta inmune conjunta.

T citotóxicos (T8): Estos linfocitos se encargarán específicamente en destruir las células infectadas perforando la membrana del virus.

Células Natural Killer: Esta célula provoca la muerte de la célula infectada para poder eliminar completamente el agente infectado del cuerpo.

Una vez que el sistema inmune logró eliminar al virus, la mayoría de las células “cooperativas” mueren, pero algunas se transforman en células T con memoria.

El proceso de eliminación del virus es mucho más rápido y suele durar a lo sumo siete días (frente a 14 días frente al primer ataque). Esto quiere decir, que, este tipo de células, pueden mantenerse en la sangre durante años después de la infección y tienen “memoria a largo plazo” que puede durar hasta dos años, lo cual les permite organizar una respuesta más rápida y efectiva ante un contagio.


File 20200804 22 1sb8k3s

Evaluación del sistema inmunitario

En la mayoría de las enfermedades, ya sean agudas o crónicas, se detecta una alteración del sistema inmunitario, si bien es en las enfermedades crónicas, más complejas, donde es importante el análisis exhaustivo del estado del sistema inmunitario, para una óptima selección del tratamiento y el seguimiento.

La alteración del sistema inmunitario se asocia a una probabilidad incrementada de desarrollar enfermedades infecciosas, autoinmunes, inflamatorias y también cáncer.

Los perfiles de tipaje linfocitario proporcionan una imagen del estado del sistema inmunitario del paciente en un momento dado. Por consiguiente, son una herramienta útil para el diagnóstico y el seguimiento de la evolución del paciente al tratamiento.

El perfil serológico permite detectar la etiología infecciosa de las alteraciones del sistema inmunitario, identificando factores desencadenantes o agravantes de enfermedades.


PRUEBAS INCLUIDAS EN ESTE TEST:

Prueba de tipaje linfocitario: Leucocitos, células natural killer, linfocitos, linfocitos T, linfocitos T4, linfocitos T8, ratio T4/T8, linfocitos B, linfocitos T activados, linfocitos T8 citotóxicos, linfocitos T8 supresores, cociente T8c/T8s, linfocitos T4 reguladores.

Prueba serológica: Anticuerpos (IgG e IgM).

Autor: C&CH Salud