Protección y desinfección

PCR, Antígenos y Anticuerpos: Diferencias entre las pruebas de Covid-19

En general, para poder comprender y ponerle fin a la pandemia mundial, las pruebas diagnósticas para detectar la presencia del Covid-19 son un recurso que debemos usar y hacerlo de forma correcta.

Entonces, ¿Qué pruebas hay?, ¿para qué sirve cada una?, ¿en qué momento a partir de la aparición de los síntomas debo hacerme la prueba?

Para ayudar a explicar las diferencias entre las pruebas y los distintos propósitos que pueden cumplir cada una, Yuka Manabe, experta de Johns Hopkins en enfermedades infecciosas y pruebas explicó las diferencias entre la PCR, la prueba de anticuerpos y la prueba de antígenos.

Las diferencias entre ellas

Hisopado para prueba de PCR

La PCR sirve para saber si la persona actualmente está infectada con el virus y puede ofrecer un resultado negativo o positivo. Esta prueba detecta la presencia de material genético del virus, es decir, si tiene actualmente el virus o no.

¿Cuándo se recomienda hacerse esta prueba?

Se recomienda hacerse la prueba entre los primeros 3 a 5 días de síntomas o en caso de sospecha de infección. Por su parte, las ventajas de la PCR es que es la prueba más precisa y es el estándar internacional de diagnóstico. Sin embargo, las desventajas de esta prueba es que el resultado puede tardar entre 24 y 48 horas y es más cara, puesto que las muestras deben ser analizadas por personal de laboratorio.

Muestra antígenos

Con la prueba de Antígenos se puede saber si una persona está infectada con el virus y puede que sea positivo o negativo. En este caso, la prueba de antígenos detecta la presencia de proteínas en la superficie de la membrana.

¿Cuándo se recomienda hacerse esta prueba?

Esta prueba se recomienda hacerla entre el día 3 y 5 desde la aparición de los síntomas. A diferencia de la PCR, los resultados de la prueba de antígenos pueden saberse en 15 minutos, cuesta muchísimo menos dinero y está prueba se realiza con el inicio de los síntomas y no con la sospecha de infección.

 

Shutterstock 1714947331 1024x576

Por su parte, existe un test de Antígenos por Inmunofluorescencia de alta sensibilidad que consiste en mostrar una señal fluorescente cuando los antígenos del paciente interactúan con las proteínas del virus, es decir, esta prueba consigue saber si la persona posee antígenos los cuales son proteínas que se encuentran en la superficie del virus. De hecho, esta prueba tiene una sensibilidad comparable a la PCR.

Para tener más datos acerca del virus y la presencia de éste en las personas también existe la prueba de anticuerpos. Este es el único análisis que comprueba si la persona ha tenido el virus en algún momento de la pandemia o no, y si la persona ha desarrollado los anticuerpos necesarios para defenderse.

¿Cuándo se recomienda hacerse esta prueba?

Para la prueba de los anticuerpos, ya que esta detecta si la persona en algún momento tuvo el virus o no y ha desarrollado anticuerpos de haber dado positivo; es la única prueba que debe hacerse por lo menos 3 semanas después de la fecha del contagio.

Extracción de sangre para muestra en prueba de anticuerposAdicionalmente, existe la prueba ELISA o prueba serológica que se ha diseñado para cuantificarla cantidad de anticuerpos que tiene la persona; tanto de IgG como de IgM.

Las inmunoglobulinas IgG e IgM son los tipos de anticuerpos que se estudian a través de un test serológico y estos anticuerpos determinan en qué fase de la enfermedad se encuentra una persona.

Cuando hablamos de IgG y de IgM estamos hablando de serología y de respuesta inmunitaria. Entonces, para entender esto, es importante saber la diferencia entre el IgM y el IgG.

 

El IgG, aunque también aparece en fase aguda, se genera más tardíamente. Los resultados por encima del valor (1) significa que el paciente ha generado anticuerpos a largo plazo, es decir, son los que generan “inmunidad” ante futuras infecciones.

La IgM, por el contrario, si su valor es por encima de (1) significa que el paciente se encuentra en la fase temprana de generar defensas o anticuerpos y todavía puede infectar a otras personas.

Es importante saber que dependiendo de la combinación de resultados que obtenemos la lectura del diagnóstico es distinta, pero para eso debemos saber y aclarar la diferencia de resultados en los valores de IgG y el IgM.

IgG negativa/IgM negativa, la persona aparentemente puede no haber estado en contacto con el virus, de manera que de tener algún tipo de síntomas no sería debido a su presencia.

IgG negativa /IgM positiva, el individuo se encuentra en una fase inicial de la enfermedad y aún no ha producido los anticuerpos.Por lo que sería conveniente confirmarlo mediante una PCR.

IgG positiva / IgM negativa, el individuo ha pasado la infección y ha desarrollado anticuerpos contra la enfermedad. Según algunos estudios estos anticuerpos no garantizan que no haya una nueva infección pero sí que indican que la enfermedad se ha superado.

Un aspecto importante en la prueba de anticuerpos son los datos que nos ofrece a la hora de saber si en algún momento estuvimos en contacto con el virus y superamos esta enfermedad de manera completamente asintomática; que, en muchos casos, ocurre.